DPD, Delegado de Protección de Datos en Europa y España

¿Qué es un DPD?

El Delegado de Protección de Datos (DPD/DPO) es una de las figuras clave introducidas por el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Su principal función es asesorar y supervisar el cumplimiento de las obligaciones legales en materia de protección de datos dentro de una entidad. Además, actúa como punto de contacto con las autoridades de control y garantiza que la organización cumpla con las normativas vigentes.

 La figura del DPD / DPO en el Reglamento RGPD

El RGPD aborda la figura del DPD / DPO en los artículos 37, 38 y 39, detallando su nombramiento, posición dentro de la empresa y funciones. El cumplimiento de estas disposiciones es crucial para evitar sanciones y garantizar una adecuada protección de los datos personales.

SpainCompliance es  “Entidad Adherida al Pacto Digital para la Protección de las Personas”, lo cual supone nuestro compromiso como organización con los postulados y objetivos del Pacto, el cual  favorecerá la innovación pero respetando al mismo tiempo los derechos de las personas en relación con su privacidad, contribuyendo así a garantizar la necesaria convivencia ciudadana en el ámbito digital.

DPD / DPO Delegado de Protección de Datos

Importancia del Delegado de Protección de Datos en las empresas

Para las empresas con más de 49 empleados, el DPD/DPO es obligatorio. La ausencia de esta figura puede conllevar infracciones graves con sanciones que van desde los 40.001 euros hasta los 300.000 euros. Contar con un DPD/DPO facilita el cumplimiento de la normativa, gracias a su formación y conocimientos especializados en protección de datos.

Designación del Delegado de Protección de Datos

No cualquier persona puede ser designada como DPD/DPO. Es esencial que el candidato posea:

– Conocimientos especializados en Derecho y protección de datos.

– Experiencia práctica en el campo.

– Capacidad para desempeñar las funciones especificadas en el artículo 39 del RGPD.

La LOPDGDD también señala que estos requisitos pueden demostrarse a través de mecanismos voluntarios de certificación y formación específica en Derecho.

 ¿Cuáles son sus funciones principales?

El artículo 39 del RGPD establece las funciones del DPD/DPO, que incluyen:

  • Informar y asesorar: Guiar al responsable o encargado del tratamiento y a los empleados sobre sus obligaciones legales en protección de datos.

  • Supervisar el cumplimiento: Verificar que se cumpla con el RGPD, realizar auditorías y formar al personal.

  • Evaluar y asesorar: Ofrecer asesoramiento sobre evaluaciones de impacto y supervisar su cumplimiento.

  • Revisar políticas internas: Asegurar que las políticas de privacidad de la organización sean adecuadas y se cumplan.

  • Asignar responsabilidades: Definir las responsabilidades dentro de la organización en materia de protección de datos.

  • Cooperar con autoridades: Actuar como enlace con la Agencia Española de Protección de Datos y otras agencias autonómicas.

  • Atender consultas: Resolver dudas y atender consultas de interesados respecto al tratamiento de sus datos y sus derechos.

Adaptación personalizada, seguimiento y asesoramiento continuo sobre la normativa vigente en protección de datos. Utilizamos una aplicación certificada por el Esquema Nacional de Seguridad (ENS)

¿Cuales son las funciones del Delegado de Protección de Datos?

En conclusión, el Delegado de Protección de Datos es esencial para asegurar que las empresas y organizaciones cumplan con las normativas de protección de datos, protegiendo tanto a la entidad como a los datos de los usuarios.

Spain Compliance : Especialistas, peritos judiciales en protección de datos

Le guiamos para cumplir con Protección de Datos en su empresa

¿Hablamos?

Envíenos sus consultas, sugerencias, solicitudes de información o de presupuesto, y le responderemos de la manera más profesional.